Reseña: Con la soga al cuello

978841603466631.jpgCon la soga al cuello fue mi primer acercamiento a Joseph Conrad, uno de esos clásicos de la literatura inglesa que vas aplazando hasta que -con gran injusticia- casi te olvidas de él. Dispuesto a poner fin a semejante desvarío, un día escogí una de sus novelas al azar, sin saber muy bien qué iba a encontrarme.

En esta novela corta, Conrad nos pone en la piel del capitán Whalley, un viejo y consagrado marino al que el destino, en sus últimos coletazos, da un par de reveses que ponen patas arriba toda una vida de éxitos. Su trayactoria profesional le hizo testigo directo el expansionismo imperialista de occidente a finales del siglo XIX; criado y curtido, en pos de nuevos horizontes, en una amalgama de culturas y contrastes. Pero no es el capitán Whalley el único enfoque que nos ofrece el autor. Más bien al contrario, pronto descubriremos que éste, ni corto ni perezoso, salta constantemente y sin previo aviso entre los personajes secundarios para formar una composición polifacética y bien cohesionada. Entre estos personajes encontraremos historias, ambiciones y sombras tan humanas y conocidas como un resfriado común; es la forma y la finura con que Conrad presenta sus conflictos internos donde radica la excelencia del relato.

Una prosa magistral y fluida, evocadora. Una historia llena de melancolía, tristeza y orgullo. Una magia que te mete hasta el fondo en el corazón de los personajes, como si Conrad lo desgajase limpiamente delante de tus narices para dejarte ver sus caras más oscuras; miseria y grandeza humana en algunas de sus formas.

Existen algunos peros de poca importancia que, en mi opinión, deslucen el resultado final. A veces, el ritmo se rompe por completo con el único objetivo de introducir a un personaje que finalmente resulta no tener ningún peso en la trama, ni ningún interés en general para el lector. Simplemente, pasaba por allí. El omnisciente Conrad no puede resistirse a su vena biográfica. Algunos también podrían tener la impresión, durante la lectura, de que el autor pierde demasiado a menudo el foco de la historia. Bueno, esto no es un punto negativo per se; todo depende de cómo interpretemos la intención del narrador. Quiero creer que Conrad no pretende tanto contar las últimas andadas del capitán Whally como perforar en el universo del viejo marino, esbozando una visión global de los muchos y complejos matices que determinaron las vidas de los hombres de su época y oficio.

Joseph Conrad es un autor poco leído para la calidad que tiene, así que nunca voy a cansarme de recomendarlo. Otro punto a favor es que, dado el corto tamaño de la novela, resulta ideal para alternar con otras lecturas más largas.

4-of-5

Ficha técnica:

Título original: The End of the Tether
Autor: Joseph Conrad
Primera publicación: 1902
Número de páginas: 144

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s