Reseña: El Aleph

el-aleph-borges1.jpgCuando la imaginación desborda, la única cosa que un hombre sensato puede hacer es coger un papel y empezar a escribir. Hay veces en que uno, como lector, tiene la sensación de tener que ir un poco más allá para estar a la altura del escritor. Esto es algo que me ocurre constantemente con Borges.

El Aleph (refiriéndonos a la antología) es uno de los libros de relatos más representativos de la trayectoria literaria del maestro argentino. Publicado inicialmente en el año 1949 (y reeditado posteriormente en 1974 con la adición de cuatro nuevos cuentos), este tomo es un canto a la fantasía, a lo imposible, a la inverosimilitud. Uno, ante este embriagador escenario, solo tiene dos opciones posibles: sumergirse en el mundo de Borges, dejar que te asborba; o pasar por él sin llegar a sentirlo realmente.

Poco hay que decir sobre Jorge Luis Borges a estas alturas. Podríamos señalar el absoluto y perfecto dominio del lenguaje, la seductora pasión de sus reflexiones, la facilidad con que te traslada a los escenarios más extraños, o la sutileza con que hace uso de cada recurso literario; su voraz y a menudo abrumadora inteligencia, su sagacidad e ingenio, su desbordante cultura y pulso narrativo. Cualquier referencia que pretenda ser rigurosa está abocada al fracaso, al igual que el mismo Borges lo estaba al tratar de describir su Aleph. Y no hay mayor privilegio que el de poder disfrutar de su obra en la misma lengua en que fue pensada y engendrada.

gasdgCada uno de los relatos de este volumen bien merecería una entrada dedicada exclusivamente. La mayor parte pertenece al género de la fantasía; todos, no obstante, invitan a profundas reflexiones. Algunos con más éxito que otro, es innegable que los cuentos de Borges son capaces de dejar alguna que otra huella. Y, en opinión del que escribe, no hay nada más satisfactorio que una lectura que te tiene atareado durante días, dándole vueltas a la cabeza, después de haberla despachado. Borges plantea en El Aleph una generosa cantidad de conceptos, ideas y cábalas de la intimidad; temas como la inmortalidad, el infinito, el destino o el tiempo son constantes en su obra. Cada relato es una invitación a entrar en la mente de Borges y pederse en el laberinto. Porque, en definitiva, en eso se resume toda existencia, ¿no?

Si hay algo especialmente mágico en este volumen es sentir cómo la fantasía, lo imposible, e incluso lo absurdo tienen cabida entre los enigmas más primitivos de la humanidad. El reflujo de la historia más extraordinaria deja ese sabor a humanidad y se percibe como real, pues se atreve a faenar con temas muy humanos y muy reales. Algunos, como Deutsches Requiem, son fríos, despiadados y horriblemente actuales. Otros -estoy pensando en La casa de Asterión– presentan un matiz autobiográfico y juegan con maestría con el lenguaje figurativo y la metáfora. El Aleph o El Zahir son perfectos ejemplos de relato fantástico con guiños a la filosofía o a la religión. Y otros, como El Inmortal, son un verdadero homenaje a las grandes preguntas de nuestra raza y una reflexión sobre aquello que nos cualifica como seres humanos.

“Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento; el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”.

Es cierto, como él mismo reconoce, que no todos los relatos presentan el mismo nivel de trabajo o de atención. Esto, creo, es algo inevitable en cualquier antología. Todos son perfectamente disfrutables, aunque alguno pueda parecerse más a un galimatías de referencias históricas y literarias -ni en dos vidas podríamos algunos, entre los que me incluyo, llegar siquiera a hacer sombra a la vastísima cultura que tenía Borges- o antojarse demasiado ambiguos incluso dentro de su acostumbrada ambigüedad. Es parte del encanto, diría yo.

Una lectura magnífica, colmada de narraciones memorables, de sutiles críticas y evocadores pensamientos, y de una altura literaria de la que muy pocos pueden presumir. Uno de esos libros a los que te obligas a volver por simple imperativo de la razón, cuando el laberinto se vuelve demasiado alargado y confuso como para salir tu propio pie.

5-of-5

Ficha técnica:

Título original: El Aleph y otros cuentos
Autor: Jorge Luis Borges
Primera publicación: 1949
Número de páginas: 210

Anuncios

3 comentarios sobre “Reseña: El Aleph”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s