Westworld (1ª temporada): Lo siento, Mr. Ford

mv5bmteyodk5ntc2mjneqtjeqwpwz15bbwu4mdq5ntgwotkx-_v1_uy1200_cr9006301200_al_.jpgEl arte de quedarse a medias. Lo que pudo ser y no fue: ¿qué ha fallado en Westworld? Han pasado unas semanas desde que terminé la serie, he dejado que repose en mi memoria y he serenado mis impresiones. La conclusión es inevitable: siento ser la nota discordante, pero ahí va mi opinión (con toda seguridad impopular) sobre Westworld.

¡Ojo! Esta reseña viene cargadita de spoilers. Avisados estáis.

Estrenamos sección. Un estreno un tanto agridulce, debo decir, que lamento particularmente por dos motivos. Primero, por empezar esta nueva línea con una sonada decepción. Segundo, porque Westworld era el estreno que con más ilusión esperaba este 2016.

Tienes en tus manos los mejores ingredientes del mundo. Seleccionados cuidadosamente, comprados en las mejores tiendas, tratados por las manos más expertas. Tienes una receta absurdamente buena, potente, con personalidad, con un millón de posibilidades. Y no solo eso. Además, tienes a varios millones de comensales esperando ansiosos al otro lado de la cocina, esperando a probar ese plato que huele tan bien. Tienes todo esto, poderosa HBO, y lo único que te dignas a poner sobre la mesa es un plato de comida rápida, sosa, churruscada y pasada de especias aromáticas. Con una muy bonita presentación, eso sí.

160819-westworld-s1-blast-06-1920.jpg

He leído por ahí que tuvieron que hacer un parón de rodaje para reescribir los guiones a partir del capítulo 7. Me puedo imaginar por qué. Tal vez alguien se dio cuenta de algo que yo empecé a ver hacia el capítulo 3-4: que esto no iba a ningún sitio. La serie empieza como una bomba y termina degenerando en una espiral de pretensiones, flashbacks y simbolismo rancio. Lo siento, pero no lo compro. Os voy a contar por qué.

Si vas a manejar un tema tan complejo como la inteligencia artifical, por favor, no te quedes en la superficie. Si quieres tirar hacia el minimalismo, lo puedo entender, y hasta respetar. Lo que no entiendo ni respeto es cuando se tuerce hacia la simplicidad y la desidia. Los tiros y los escupitajos que no falten.

A ver, ¿por dónde empiezo? Todo lo relacionado con Meave es un sinsentido. Las conductas de los médicos no son creíbles, la seguridad del parque es ridícula, irrisoria, cuando cada dos por tres te están mostrando una sala llena de monitores y personal de vigilancia. Pero nadie nota nada. Deus ex. El guión retuerce los propios principios de su universo para encauzar la acción de forma artificiosa y predecible, rellenando con frases lapidarias y subidas de volumen de la música, buscando el cliffhanger fácil mientras esperas sentado capítulo tras capítulo a que la enorme metáfora sobre la dicotomía existencia-consciencia termine de una vez para que la historia pueda ir hacia algún lado. Pero no. En lugar de eso te lanzan a la cara más flashbacks, más voces en off y más laberintos. Más jodidos laberintos. Eventualmente podrás disfrutar de otra escena de vaqueros innecesaria. Y digo innecesaria porque puedes darte cuenta que de “A” a “B” no ha cambiado nada, te han colado diez minutos de pirotecnia para rellenar minutaje sin ningún impacto en el desarrollo. Tenemos que recordar al espectador que estamos en un parque temático del oeste, supongo.

latest.jpg
Inconsistencias flagrantes como la evolución forzadísima de William, necesaria para que cuadre con su alter ego. Todo el rollo que se tira Ford con su “gran narrativa” para que al final se todo reduzca a: “voy a encender este mágico botón de la auto consciencia y de paso me cargo a todo el mundo” (y a mí mismo, ya que estamos, que cobro una millonada y ya toca quitarme de en medio para la segunda temporada). El guión es vago, errático, monocorde y tramposo. Sin ritmo. Detalles como que al padre de Mercedes lo saquen a la mínima de cambio (son muy cuidadosos con la seguridad, o eso dicen) mientras que a la propia y maravillosa Mercedes la devuelven una y otra y otra y otra vez al parque a pesar de dar más fallos que una Nintendo de la feria de Hornachuelos.

Y del tramo final mejor ni hablamos. ¿A que todos entendimos lo que simbolizaba el final del capítulo piloto? ¿Era necesario taladrar al espectador con tantas explicaciones redundantes como queriendo decir “eh, que toda esta paja espiritual que hemos metido tiene sentido y te lo voy a explicar, por si no te has enterado”.

westworld-ep6.jpgTenemos una premisa potente, muy potente. Un piloto perfecto que termina con el mejor momento de la serie reuniendo simbolismo, significado y comprensión en una milésima de segundo. Y después todo empieza a degenerar en un rip off de Perdidos lleno de diálogos pretenciosos, violencia y sexo gratuito (la ficción para adultos es así ahora y la HBO sabe cómo vender), y una historia que se enrevesa innecesariamente para crear un velo de complejidad que se acaba repitiendo más que el ajo. Porque la trama no es compleja, ni es profunda, ni es inteligente. Es un amasijo de sandeces cuya única virtud es crear la suficiente intriga como para que el espectador logre acabar la temporada.

A pesar de todo, hay algunas cosas que me han gustado (no la habría terminado de no ser así), pero es que la desilusión ha sido aplastante. Mi subgénero favorito (IA) dentro de mi género favorito, con un inicio redondo, el aplauso generalizado de la crítica, un reparto de lujo y el sello de la HBO era un cóctel que debía mantener unas expectativas. Y no lo ha conseguido. Al menos en mi caso.

Westworld necesitaba -no, se merecía- tener un guión, un guión de verdad, y convertirse en el nuevo referente de la ciencia ficción televisiva. Y en lugar de eso se ha convertido en una caja de fuegos artificiales: muy bonitos de ver, pero después del bang inicial lo único que queda es el humo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Westworld (1ª temporada): Lo siento, Mr. Ford”

  1. ¡Hola!
    Todo el mundo está flipando con esta serie y yo, debo ser muy rara, vi el primer episodio y no me gustó, no consiguio atraparme y me pareció aburridisimo, en fin, para gustos los colores.

    Siento que si empezó gustandote tanto, te haya decepcionado al final, es una pena cuando pasa eso y te quedas con una sensación agridulce.

    Saludos y feliz año!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola Bibliotecaria! A mí personalmente sí me gustó mucho el primer episodio, es raro que no me guste algo relacionado con la Inteligencia Artificial en realidad. Ahora, si no te gustó el primero puedes estar tranquila porque no te has perdido nada, ya que a partir de ahí no hace más que decaer y hacerse más y más lenta 😛

      Cuestión de gustos, por supuesto. A mucha gente le ha gustado, supongo que algo le verán.

      Gracias por comentar y ¡feliz año! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s