Reseña: Las estrellas, mi destino

las-estrellas-mi-destino-37.jpgHay obras que es inevitable nombrar cuando se habla de ciencia ficción. Obras que por su originalidad, por su fuerza o por lo genuino de su propuesta, merecen ese lugar en el podio de lo imperecedero. A consecuencia de cierta entrada se me ocurrió que podría ser interesante comentar algunos clásicos, por añadir algunas pinceladas a los ya caudalosos ríos de tinta que sobre ellos se han escrito.

Foyle Gulliver………….AS – 128/ 127: 006
Educación………………Ninguna
Habilidades…………….Ninguna
Méritos………………..Ninguna
Recomendaciones…………Ninguna

No se puede decir más sobre un personaje en tan pocas palabras. Gully Foyle es uno de los personajes más potentes que he tenido el gusto de leer. Vulgar, trapacero, cruel y conformista. Deshonesto, zopenco, traicionero. Que un protagonista reúna tantas y tan poco halagadoras características y pese a ello consiga tener semejante magnetismo debe de ser arte de magia. Una magia al alcance de muy pocos, me temo. El bueno de Gully es el alma de la novela, la pieza central que define el conjunto: una historia de picaresca teñida de ironía y crítica excéntrica en un contexto futurista cuyos contornos bailan en la delgada línea de lo ridículo y la genialidad.

26_chris_moore_thestarsmydestination.jpg

Las estrellas, mi destino es una montaña rusa. Es un puñetazo en la sien, una inyección de adrenalina. La acción es el motor de la novela, con una trama que se menea como hurón hiperactivo mientras se va enrevesando agradablemente entre explosiones y aceleraciones. Con uno de los mejores repertorios de personajes secundarios que recuerdo, con el saborcillo a sátira amarga y a humor cafre que tiende al absurdo reflejado en cada uno de ellos. No hay personaje que pase desapercibido, ninguna intervención es trivial; cada cual es excepcionalmente único y definido con tal maestría que las escenas se dibujan solas en tu cabeza, y hasta los detalles como la férrea mirada de Presteign, la frialdad afectada de Olivia, la suspicacia de Yang-Yeovil, la astucia frustrada de Dagenham o el empecinamiento viral del propio Gully acaban siendo como los tics de un viejo amigo que te has acabado aprendiendo de memoria.

Atravesó el espacio, agitando brazos y piernas, tratando de alcanzar el haz antigravitatorio del pozo más cercano para así ser atrapado en el aire y caer lentamente. Su intento fue perfecto. A veinte metros sobre el suelo se encontró directamente sobre la vertical del haz. No estaba en funcionamiento. Cayó y se aplastó contra el borde del pozo”.

Bester consigue crear un mosaico multicolor de paisajes, ciudades y planetas tan variado y caótico que es imposible no caer enamorado ipso facto. En un mundo que jauntea -es decir, capaz de teletransportarse- estar por la mañana en Nueva York y por la tarde en Hong Kong es una cosa rutinaria. Esto consigue que la novela sea una incesante sucesión de diapositivas de los más alocados y seductores escenarios.

the_stars_my_destination_by_bjarnetv-d4vzxs7.jpg

El humor bien encajado y la crítica a la superficialidad de la alta sociedad se entroncan con los matices existencialistas de una humanidad que lo ha logrado casi todo, y que casi todo lo tiene. Bester sabe jugar en cualquier banda, y lo demuestra en su uso del lenguaje. La narración deriva de cruda y soez a lírica y sensible, a sardónica e ingeniosa, de petulante y empalagosa a frenética y jovial. Cada palabra puesta y estudiada como el perno de un mecanismo más grande y ambicioso, que funciona a ráfagas con la potencia de un reactor y la precisión milimétrica de un reloj.

Vale, no tengo palabras malas para esta novela. La considero magistral, además de un buen punto de partida para iniciarse en este género. Bester no se explaya en extenuantes diquisiciones científicas. En Las estrellas, mi destino prima la aventura, la acción, las sensaciones. Si eres capaz de leerla sin una sonrisa de oreja a oreja, bueno… espero que sea porque acaban de operarte de una muela.

Ficha técnica:

Título original: The Stars My Destination
Autor: Alfred Bester
Primera publicación: 1955
Número de páginas: 258

5-of-5

Anuncios

6 comentarios sobre “Reseña: Las estrellas, mi destino”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s