Reseña: Metro 2033

97884480398061.jpgMetro 2033 es una novela de ciencia ficción postapocalíptica ambientada en Rusia, en concreto en el Metro de Moscú. El autor es Dmitry Glukhovsky, escritor y periodista ruso, que también ha publicado novelas como Metro 2034, Metro 2035 y Crepúsculo (“Sumerki”). Suele caracterizarse por hacer experimentos online con ellas. Así comenzó con el libro que hoy nos trae aquí y que, debido a la gran aceptación que tuvo con los lectores, lo ha seguido haciendo con los demás.

 

“Estamos en el año 2033. Tras una guerra devastadora, amplias zonas del mundo han quedado sepultadas bajo escombros y cenizas. También Moscú se ha transformado en una ciudad fantasma. Los supervivientes se han refugiado bajo tierra, en la red de metro, y han creado allí una nueva civilización”.

El protagonista de nuestra historia es  Artyom, un joven que se dedica a la seguridad de la estación donde vive, la VDNJ. Allí vive con su “tío” adoptivo llamado Sukhoy, que lo salvó de las ratas cuando tan solo era un bebé. Un día aparece Hunter, un hombre extraño que llega preguntando por Sukhoy, al que pretende convencer de unirse a su causa para luchar contra las amenazas que representan los Oscuros, con los que tienen que lidiar día tras día. Sin embargo, Sukhoy ya no se siente con fuerzas para ello, por lo que Hunter debe recurrir a Artyom, al que chantajea (debido a una travesura que éste realizó cuando era más pequeño y que traería graves consecuencias) para que actúe de mensajero hasta la Polis.

metro_2033_by_killjoysch-d4phabe.jpg

El libro trata acerca del viaje que realiza Artyom a través de la compleja telaraña que representa la red de metro de Moscú, para poder llevar a cabo su misión. La cual no le resultará demasiado sencilla, ya que, debido a las guerras internas que tienen dentro las dos grandes facciones políticas (además de otros grupos que florecieron en el submundo), no todos los túneles quedan abiertos al libre paso. Sin contar con el hecho de que algunos esconden terribles secretos.

Acerca de los personajes, decir que, aparte de Artyom, al que desarrollan poco a poco en el libro, del resto sólo conocemos lo indispensable para la trama. Lo cual, al tratarse de una lista un poco interminable, resulta de agradecer. Y sobre todo si os pasa como a mí, que me cuesta recordar los nombres que no me resultan “comunes”.

book_img_0.jpg

La narrativa resulta bastante lenta en ocasiones, muy descriptiva y, a veces, hace que te pierdas en el escenario. Sin embargo, el libro contiene un mapa del metro de Moscú con su correspondiente leyenda, y aunque la primera vez te quedas algo ojiplático al verlo, poco a poco va cobrando sentido en tu esquema mental y te ayuda muchísimo, ya que el autor suele hablar de las estaciones y los túneles sin ubicarlos demasiado bien. Ya digo, acabé agradeciéndole el detalle enormemente (ya que  en comparación con las redes de metro que he pisado, la de Moscú es bastante caótica).

De primeras el libro se hace un poco lento y cuesta cogerle el ritmo, pero conforme se va acercando al punto culmen la narrativa pega un acelerón que sorprende para bien.  Sin embargo, gracias a las descripciones consiguió crearme auténticos mini ataques de claustrofobia al imaginarme esos túneles oscuros y sucios, donde continuamente se escuchan ruidos extraños o directamente suceden cosas, y sin poder escapar a cielo abierto. Ahí me impulsó a seguir dándole la oportunidad cuando se ponía algo tedioso.

Glukhovsky se basó en las leyendas que circulan acerca del Metro de Moskú, lo que le da cierto realismo y en ocasiones te hace preguntarte si no estás leyendo lo que podría pasar en un futuro cercano.

¿Le daréis la oportunidad o ya se la habéis dado?

Ficha técnica:

Título original: Metro 2033
Autor: Dmitry Glukhovsky
Primera publicación: 2005
Número de páginas: 458

                                         3-of-5

Anuncios

4 comentarios en “Reseña: Metro 2033”

  1. Se la di, se la di. He de admitir que llevado por los excelentes juegos de Metro 2033 y Metro: Last light, me acerqué a la obra que les sirvió de inspiración… y reconozco que tuve que hacer un esfuerzo para terminarlo. En efecto, como señalas, las descripciones son excesivamente lentas, farragosas y, si bien es cierto que el autor en algunos pasajes realiza una buena tarea a la hora de plasmar un ambiente claustrofóbico, en general me pareció un libro muy sobrado de páginas.
    Tampoco los personajes que pululan por la novela me parecen reseñables, algunos incluso dibujados con pobreza.
    En resumen, que cuando lo cerré al acabar, pensé que ya estaba hecho, pero que no seguiría con los otros libros de la saga.
    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Tuvimos la misma experiencia pues jajaja pero bueno, me quedo con las partes del libro que, como bien dices, te meten de lleno en el metro (y he de reconocer que me hicieron no ver con los mismos ojos ese gran medio de transporte al que amo 😉 )

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s