Reseña: Axiomático

71hla4g48bl.jpgEsta será una de las reseñas más difíciles que he hecho hasta ahora. Axiomático es una obra masiva, compleja, trascendental, filosófica, técnica, reflexiva. Pocas veces me encuentro con un libro del que realmente no sé muy bien qué decir. Primero, porque nada de lo que escriba hará justicia a su contenido. Segundo, porque ha sido un viaje tan personal que la tarea de fosilizar y reducir tantas sensaciones a unas pocas líneas se me antoja casi herética.

Supongo que lo mejor es empezar por el principio. Axiomático es una antología de relatos de Greg Egan, uno de esos veteranos de la ciencia ficción a los que siempre he contemplado desde la distancia y con cierto respeto, en parte gracias a la fama de autor difícil que arrastra. La mayor parte de los relatos que nos ofrece este tomo podrían calificarse como “ciencia ficción dura”.

ezgif.com-resize (2).gif

Vaya por delante que no me considero el más adecuado para comentar este libro en toda su amplitud. Al carecer de formación en ciencias, muchos de los conceptos, teorías y especulación que maneja Egan son, en realidad, poco más que galimatías indescifrables y verborrea científica para un profano como  yo. Cuando decía que Axiomático es un libro técnico, quería referirme a esto. Detrás del incontestable despliegue de imaginación hay una base dura, un esfuerzo palpable del autor para dotar a sus historias de la mayor verosimilitud desde una perspectiva técnica. No es sorprendente, por tanto, que el texto aparezca sembrado de largas y prolijas exposiciones sobre física cuántica, genética, biología o neurología, manejadas con la soltura que solo un conocimiento profundo de la materia puede brindar. En ningún momento he sentido que tales pasajes empañen la historia; pueden causar cierta perplejidad si no manejas los conceptos, pero no puede decirse que sean superfluos, ni siquiera excesivos. Lo bueno es que, pese al hándicap que este hecho supone para el lector profano en la materia, en absoluto le priva de disfrutar y comprender cada relato, o de captar las ideas que intenta transmitir. Egan se muestra considerado al preocuparse de que el lector —cualquier lector— llegue a captar las implicaciones tangibles de su despliegue especulativo, generalmente a través de la intervención de los personajes.

Dejando de lado la parte técnica, si algo hay que conceder a Axiomático es la virtud de ser un torrente de ideas desenfrenado. Cada relato tiene carácter independiente, pero existen múltiples conexiones, referencias a sucesos o tecnologías recurrentes que nos sitúan fácilmente en un contexto centralizado. Greg Egan es hábil creando imágenes potentes e ideas que echan raíces en la mente del lector y maduran con el tiempo.

matte_future_city_121611_by_rich35211-d4jfmh6.jpg

El ser humano es el eje central de todos los cuentos de Axiomático. Egan cocina con ingredientes arriesgados como la ética científica, las creencias religiosas, el hastío de las sociedades modernas, el existencialismo social o la moral colectiva. Cada relato es un nuevo escenario en el que la raza humana ya ha sobrepasado alguno de sus límites. Egan no se limita a lo superficial, sino que apunta al mismo corazón de la bestia: ¿qué supondría un avance determinado para una sociedad moderna, para la concepción del individuo o la reformulación de su naturaleza?

ezgif.com-resize (3).gif

¿Os imagináis una humanidad que se ha independizado de la idea de futuro como algo oscuro e ignoto, porque es capaz de conocerlo de antemano? ¿Y si hubiese roto la barrera de la mortalidad, permitiendo a las personas mudar sus consciencias a un dispositivo neuronal más eficiente y duradero que el propio cerebro? Cada cuento es una alegoría y un canto salvaje a la propia naturaleza humana, donde la ciencia y la filosofía se entroncan para dibujar un mosaico de preguntas sin una respuesta absoluta. Con una narrativa fría y racional, Greg Egan sacude muchas fibras sensibles e invita a la reflexión, huyendo de maniqueísmos y moralejas reduccionistas.

Hay algo que no he podido pasar por alto, algo que me ha molestado realmente, y no es otra cosa que el exceso de personajes monocromáticos. Seamos claros: cada diálogo es “Egan contra Egan”. No hay un tono para cada uno de ellos; todos son Egan, piensan como Egan y, probablemente, actúan como lo haría Egan. Que cada personaje maneje con soltura una rica panoplia conocimientos biológicos, científicos, filosóficos, y se exprese y reflexione y se rebele de forma sospechosamente simétrica deja de ser creíble después de un par de capítulos. He acabado con la impresión de que los personajes de Axiomático son una mera excusa para que el libro pueda ser etiquetado como ficción y no como un ingenioso ensayo de especulación científica. No es que este género tienda a destacar por su construcción de personajes, pero tampoco me pidas que trague con resoluciones un tanto absurdas como la de El virólogo virtuoso (el cual, obviando este detalle, me pareció un relato fantástico).

Axiomático es una lectura que recomiendo encarecidamente. Si afrontas el libro con la mente abierta, dispuesto a que las ideas germinen en tu cabeza y con ganas de reflexionar sobre temas que probablemente jamás se te habrían ocurrido, entonces Axiomático es, sin duda, una de las mejores antologías de ciencia ficción que vas a tener la suerte de leer.

5-of-5

Ficha técnica:

Título original: Axiomatic
Autor: Greg Egan
Primera publicación: 1995
Número de páginas: 346

Anuncios

4 comentarios sobre “Reseña: Axiomático”

  1. Una reseña interesante.

    Yo tengo formación técnica y aun así los relatos de Greg Egan me parecen, en algunos casos, auténticas paranoias hipercientíficas y protocuánticas. Sin quitar que son imaginativas a más no poder.

    De todos modos, tengo entendido que hay otros libros de relatos de Egan más asequibles desde el punto de vista técnico.

    Le gusta a 1 persona

    1. Aún tengo que profundizar en la obra de Egan. Curiosamente, siempre había oído que Axiomático era de lo “más accesible”. Le tengo muchas ganas a Ciudad Permutación, por ejemplo, que fue una inspiración brutal para el videojuego SOMA (recomendadísimo), pero tengo entendido que es jodido de entender por su alto rigor técnico. Bue, algún día me lanzaré a por él 😀

      Sea como sea, es un autor para digerir despacito y asimilando.

      Me gusta

  2. Hola 🙂 Es uno de esos que uno siempre tiene en la lista como lector de ciencia ficción (aunque personalmente me tira más la fantasía) pero por el que tiene el absoluto respeto. El año pasado le perdí el miedo a Hyperion haciéndome disfrutar de una maravillosa lectura, puede que este sea el año de Egan, ya veremos. Un abrazo^^

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola! “Hyperion” es una de mis sagas TOP de ciencia ficción, y creo que en parte por eso me ha enamorado “Axiomático”. Ambas abordan la narrativa con una intención reflexiva, conjugando filosofía, sociedad, religión, ética… Egan es un autor complejo pero también es cierto que esta primera lectura no ha sido tan “traumática” como esperaba (salvo un par de relatos que casi me provocan un derrame cerebral xD). Espero que te animes y ya nos contarás qué te parece 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s