Reseña: Arcana mundi

portada_v2.jpgEste libro de relatos, publicado por Fata Libelli, era mi billete de idea a los mundos de Elizabeth Bear, de quien he oído excelentes opiniones de aquí a una parte. Pese a que la autora tiene ya una larga trayectoria la mayoría de sus obras permanecen inéditas en la lengua de Cervantes. Arcana mundi presenta una variada antología con siete historias realmente únicas, una impronta muy personal y un estilo impecable.

Los relatos escogidos para Arcana mundi pertenecen al género fantástico y a la ciencia ficción. No existe ninguna conexión entre las historias ni tampoco un hilo conductor que homogeinice el conjunto; al contrario, cada uno aborda un tema totalmente distinto respecto al anterior y esta divergencia no solo se aprecia en la temática, sino también en el tono, la ambientación y los mensajes. Desde la Tierra contemporánea a decadentes estaciones espaciales del futuro lejano, pasando por mundos fantásticos y una buena panoplia de guiños, referencias e influencias que discurren desde la mitología nórdica a los mundos de Lovecraft.

No puedo dejar de señalar que Elizabeth Bear escribe como los ángeles. Tiene tablas, imaginación y registros casi ilimitados; sabe ser sensible, dura o implacable, solemne, cafre o distendida cuando la historia lo requiere. Una autora versátil y camaleónica que se atreve con todo, porque puede. En el excepcional uso del lenguaje suman los conocimientos científicos, biológicos, físicos, culturales y mitológicos de los que hace gala con una soltura  y naturalidad que ya quisiéramos algunos. Tiene buen ojo e hila fino en cada metáfora y en cada símil, y es, en general, una auténtica gozada leerla. Si eres de los que oyen una voz en la cabeza cuando lees, las palabras de Bear te van a sonar a música. Por supuesto, todo esto caería en saco roto sin una buen traductora detrás. Aprovecho para felicitar a Silvia Schettin por un trabajo fantástico.

419210_20121016222821.jpg

Como toda antología, Arcana mundi tiene sus más y sus menos. Aquí ya entra la valoración personal, subjetiva e intransferible de cada uno, de modo que no voy a postular de forma axiomática mi opinión sobre cada relato; solo mi humilde punto de vista. Evitaré los spoilers, como siempre.

  • La marca de la marea es uno de mis favoritos, una lanzadera perfecta al resto del libro. Un relato minimalista y repleto de sensibilidad que nos traslada a una isla donde un viejo robot de guerra, junto a un desarrapado niño humano, lleva a cabo una tarea muy especial a contrarreloj. Bear consigue ponerme los pelos de punta, grabando imágenes muy potentes en la retina con la empatía como hilo conductor.
  • Amor en el talud nos mete de lleno en un contexto fantástico para perpetrar una auténtica deconstrucción de la historia clásica de reinos y princesas. Un relato de profundo sabor feminista y una resolución muy interesante. Bien llevado desde la narrativa, buen trabajo desmontando clichés y maniqueísmos. Me ha gustado mucho.
  • En la casa de Ariamán brilla una señal solitaria es el relato que más problemas me ha causado. Es el más largo de todo el libro y, aunque se dejan entrever varias ideas interesantes, creo que no está todo lo bien ejecutado que debería. Este cuento peca por exceso; Bear parece querer introducir demasiadas ideas, temas y subtramas en un formato demasiado reducido como para darles la profundidad que merecen La consecuencia es una historia que se diluye entre atajos y vueltas en círculo, temas interesantes que se tocan superficialmente y un ritmo irregular. Me ha gustado mucho la original ambientación (una india futurista de corte biopunk), así como los personajes, pero la excesiva dispersión de ideas le hace un flaco favor.
  • Annie Webber marca el ecuador de la antología. Un relato muy breve con un tono más descafeinado y hueco para el humor. Bastante chulo.
  • Los despojos del lobo es un cuento que nos sitúa en el mundo actual y aborda temas como el matrimonio, el individualismo, la superación personal o el feminismo y los conjuga con pinceladas de mitología nórdica. Tiene tintes de ser una historia muy personal y me ha parecido ver a Elizabeth en la protagonista, pero aquí ya entramos en el terreno de la especulación. Una historia evocadora cargada de metáforas e insinuaciones. Me ha gustado.3591fd8371d8a45c4f60a1f0fba3fc86.jpg
  • Mangosta (escrito a dos manos con Sarah Monette) es mi favorito con diferencia. Narra las andanzas de un exterminador de plagas dimensionales y su inseparable compañera Mangosta en la estación espacial Kadath. El tono distendido, frenético, cafre en ocasiones y en todo momento divertido hace de este relato una auténtica joya punk espacial con múltiples referencias a Carroll, Lovecraft y hasta Hyperion. Me lo he pasado como un enano leyéndolo y solo lamenté que se acabara demasiado pronto. Firmaría por una novela protagonizada por Irizarry y Mangosta.
  • La muerte de las emisiones terrestres gira en torno a la posible existencia de vida inteligente en el universo (tema que ya se aborda de pasada en En la casa de Ariamán brilla una señal solitaria), la soledad en las implacables distancias universales. Aunque la idea es buena le falta desarrollo. Parece un relato hecho a medias que no termina de convencer ni de calar en el mensaje y, la verdad, veo más que discutible su inclusión como último cuento de la antología.

tumblr_inline_n2fo4sjixd1qbjedr.gifMención aparte merece la nota de los editores que encontramos al comienzo del libro, una reflexión sobre la literatura de género y el snobismo que, en general, nos tiene a todos un poco hartos. Me quito el sombrero.

Resumiendo, Arcana mundi es un libro al que merece la pena acercarse, y Elizabeth Bear una de esas autoras a las que hay que leer, tanto por su desbordante imaginación como por el maravilloso estilo que luce. Desde aquí aplaudimos el trabajo que está realizando Fata Libelli por el género, trayéndonos este y otros muchos libros de los que también hablaremos en otra ocasión. Si los auspicios del buen Cthulhu nos son favorables.

4-of-5

Ficha técnica:

Título original: Arcana mundi
Autor: Elizabeth Bear
Primera publicación: 2014
Número de páginas: 137

Anuncios

4 comentarios sobre “Reseña: Arcana mundi”

  1. Coincido contigo en “La marca de la marea” *-* me enamoró en las primera páginas y no pude dejarlo hasta haberlo terminado. Pero “La muerte de las emisiones terrestres” creo que es el segundo que más me ha gustado, tal vez precisamente por ese vacío que te deja (que es lo que he entendido que no te ha gustado a ti), aunque también es que comparto bastante el punto de vista y las esperanzas de la protagonista, así que puede que me haya dejado influenciar :p

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s