Reseña: Estados Unidos de Japón

24100g.JPGTras un mes de marzo bastante ajetreado he conseguido sacar tiempo y ganas para hablaros del primo moderno de El hombre en el castillo. La tercera novela de Peter Tieryas (la primera que lee un servidor) consiguió despertar mi interés gracias a la extraña obsesión que tengo con los robots gigantes y Japón en general. Al final, Estados Unidos de Japón ha resultado ser una montaña rusa, pero no en el mejor sentido de la expresión.

A la vista de la portada, cuando me lancé a por esta novela descubrí que me apetecía muchísimo lo que parecía ser un blockbuster cargado de acción y robots gigantes. Bueno, resulta que la cubierta le hace un flaco favor a la novela, o al menos al lector; para no llevarnos a equívocos, EUJ es más un thriller con tintes políticos y de suspense que una novela llena de robots gigantes dándose tortas. De hecho, el protagonismo de estos en el texto es inversamente proporcional al que tienen en la portada. Los mechas solo son parte del telón de fondo y van a tener muy pocos primeros planos en la narrativa.

Esta aparente disociación no ha sido nada traumática pese a mis expectativas, sino bastante agradable de hecho. La novela tiene un arranque bastante intenso. El planteamiento de una ucronía donde el Eje gana la Segunda Guerra Mundial no es nada novedoso, pero esto se compensa rápidamente con una historia que promete intriga, politiqueo y conspiraciones políticas a buen ritmo, y que nos pone en la piel de Ben, el prota. Beniko es uno de los mayores aciertos de EUJ, ya que consigue alejarse de los clichés recurrentes y nos presenta un tipo bastante peculiar: vago, poco ambicioso y mujeriego. Ah, y no tiene ni idea de combatir. Empezamos bien. La otra protagonista es Akino, una agente de la policía secreta del Imperio japonés, de la que no hay mucho más que decir por los motivos que enseguida expondremos.

mecha2.jpg

La trama es la que se puede esperar: intenciones ocultas, maniobras encubiertas, asesinatos, corrupción, atropellos, conspiraciones, algunos tiroteos y los dos protas en medio de toda la marimonera. El libro cumple a grandes rasgos en lo que pretende transmitir, pero tiene tantos puntos flacos que el balance general deja un regusto agridulce. Para empezar, la trama podría haberse desarrollado en cualquier otro lugar del mundo, bajo el dominio de cualquier otro imperio. Las referencias a la cultura japonesa son tan superficiales y estereotipadas que podrían haberse sacado de veinte minutos leyendo cualquier manga para adolescentes. Es una pena sacar un plato tan simple cuando tienes unos ingredientes de primera. Siendo la sociedad japonesa una compleja caterva de matices y contradicciones emocionales, de luces y de sombras, me parece triste que toda la presencia japonesa en tu novela se limite a decir seppuku arigato de vez en cuando. En un medio cojonudo para abordar tabús y romper con el imaginario colectivo, es de juzgado de guardia tirar de fórmulas y no elevar la novela a algo más que un expositor del refranero nipón. ¿Dónde está el arraigo japonés en Estados Unidos de Japón? Creo que una ucronía debe abordar el tema cultural como una de sus prioridades. Si no lo hace, está fallando dentro de su género.

USJ-mech.jpgLa novela arrastra este handicap hasta su último estertor, llevándose gran parte del encanto por delante. Inevitablemente, casi todos los personajes que van apareciendo recuerdan demasiado a esos actores poco entrañables que solo salen en películas de serie B (lo que estaría genial si fuese su intención; pero no lo es). Los dos protagonistas, inicialmente prometedores, no trascienden ni llenan. No hay ninguna evolución, solo picos emocionales que obedecen convenientemente a los altibajos de la trama, pero que no terminas de creerte por muchos daiquiris que te metas entre pecho y espalda. Otro gran problema de EUJ es que se toma demasiado en serio a sí misma.

Tieryas tiene buena mano para los diálogos, y agudeza suficiente como para crear conversaciones inteligentes y divertidas. No me ha parecido tan hábil en otros campos, como en las escenas de acción (bastante desastrosas), o cuando intenta tocar alguna fibra sensible (con poco acierto). En mi opinión, el libro empieza a decaer una vez pasas de la mitad, con un desarrollo bastante pobre y algunos capítulos que rozan lo bochornoso. A pesar de ello, EUJ es una novela divertida y amena, a la que quizá le hubiera venido bien un poco más de reposo en sus fases más tempranas de gestación, o quizá un tono diferente. No lo sé, la verdad. Solo espero que la segunda parte consiga superar alguna de las flaquezas de la primera. El tiempo dirá.

La novela ha sido editada en España por Nova, pero como la he leído en inglés no puedo opinar sobre este particular.

3-of-5

Ficha técnica:

Título original: United States of Japan
Autor: Peter Tieryas
Primera publicación: 2016
Número de páginas: 345

Anuncios

Un comentario sobre “Reseña: Estados Unidos de Japón”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s