Reseña: Pax

51pf6phqmrl-_sx364_bo1204203200_No sólo la bella portada captó mi atención, sino también la temática de la que trataba. En el mes en el que estamos, con las vacaciones a la vuelta de la esquina, no son pocos los animales que quedan abandonados en las carreteras, la mayoría con un triste final. La obra trata sobre el abandono y la amistad entre un niño y su zorro, y lo que deberán pasar para conseguir volver a estar juntos. Esta desgarradora historia de superación no os dejará indiferentes.

ARGUMENTO

Cuando la guerra se acerca al pueblo de Peter, su padre parte hacia las filas para ofrecer sus habilidades de electricista. Ante esa encrucijada, decide que Peter vaya a vivir con su abuelo en otra zona, para que así pueda seguir con sus estudios y llevar una vida medianamente normal. Pero hay un problema: Pax no entra en esa ecuación.

Debido a esto y tras una larga discusión, deciden abandonarlo en un lugar que Peter cree seguro, donde Pax pueda intentar alimentarse por sí mismo y sobrevivir. Sin embargo, la despedida rasga el corazón del niño y pasa los días sin poder sacarse al zorro de la cabeza, ya que la sombra de la guerra se cierne sobre el bosque. Por ello, traza un plan de rescate, coge provisiones para varios días, un mapa, brújula y linterna, y tras engañar a su abuelo, sale en busca de Pax en mitad de la noche.

Sin embargo, pronto se da cuenta que las cosas son más difíciles de lo que creía ya que la población se encuentra en estado de alerta y se preocupan con mayor facilidad al ver a un niño caminando solo. Además, una serie de contratiempos lo obligarán a tomarse un tiempo de reflexión en el que deberá descubrir quién es realmente y lo que encierra su alma.

Por otro lado, Pax pasa de la incredulidad al creer que se habían olvidado de él, a la determinación de salir en la búsqueda de Peter de vuelta a casa. En el camino se encuentra con sus congéneres, zorros salvajes que lo rechazan al “oler a humano”, por lo que deberá encargarse de sobrevivir por sí mismo. Debido a que Peter lo acogió con pocos meses de vida, tendrá que aprender a vivir siendo un zorro, haciendo cosas que jamás antes había hecho.

pullquote-share-fb

 

PERSONAJES

Se puede considerar que en la historia se desarrollan tres personajes importantes: dos son Pax y Peter, y del tercero, llamado Vela, no diré nada más para evitar spoilers. Lo que tienen en común todos es la necesidad de tomarse un tiempo para autoanalizarse, ya que se encuentran en una etapa de bloqueo personal (o animal), en el que no saben muy bien quién son, ni qué quieren exactamente. Además, los tres enlazan parte de su personalidad a algún factor externo o a algún suceso de su pasado, por lo que no se consideran completos por sí mismos.  Haré una breve presentación de los dos protagonistas:

Peter, que desde la muerte de su madre siente cierto rechazo a la nueva personalidad de su padre, comienza a ver que no todo en él es totalmente incomprensible, ya que comparten algunos aspectos de su forma de ser. Comienza la historia siendo un niño de 12 años con muchas cosas que aprender del mundo, pero que poco a poco irá viendo que no todo ocurre como uno quiere y que, en ocasiones, será necesario luchar y perseverar en el intento para alcanzar una meta cargada de sacrificios.

18333105-_sx540_

Pax, cuidado desde bebé como un zorro domesticado, comienza sus andanzas con miedo a lo desconocido, pues él sólo conocía una pequeña parte del bosque cuando salía junto a Peter, y jamás había tenido que preocuparse por alimentarse o por ataques enemigos. Tras el shock inicial, comprende que deberá ser autosuficiente por primera vez en su vida y completar el camino si quiere volver a ver a su mejor amigo.

 

OPINIÓN PERSONAL

Pax es un cuento. O al menos eso da a entender. Tanto la presentación, como la narrativa parecen estar hechos para acercarse al mundo juvenil de niños de la edad de Peter. Sin embargo, una lectura adulta creo que puede sacar muchísimos más matices de los que a simple vista puede parecer.

Con una extensión de 295 páginas y una prosa ágil, se lee en un suspiro. Las meditaciones surgirán después, cuando debes mascar todo lo que acabas de leer. Lo recomendaría claramente al público juvenil hacia el que está dedicado, pero no por ello aceptaría un rechazo entre los lectores adultos.

Un detalle que me ha gustado es que cada capítulo está escrito desde la perspectiva de uno de los dos, y así lo marca al inicio del mismo con la silueta de un niño o de un zorro respectivamente.

Como ya he dicho anteriormente, pero me gustaría recalcar, las ilustraciones de Jon Klassen te llegan al corazón. Son preciosas, con trazos simples y colores otoñales. La ausencia de demasiada ornamentación innecesaria te transporta a la inocencia que refleja la historia. Mi más sincera admiración.

79193

El libro salió en 2016 y va camino de hacerse un clásico como lo fue en su día el Principito, también caracterizado por ser un cuento para niños, pero con reflexiones muy adultas.

 

Sin más dilación me despido hasta la próxima entrada. Pero antes debo preguntaros:

¿Conocíais la existencia de Pax? ¿Qué opinión teníais de la misma?

4-of-5

Anuncios

6 comentarios sobre “Reseña: Pax”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s