Reseña: El fin de la infancia

2.jpgHoy toca hablar de uno de esos imprescindibles de la ciencia ficción, El fin de la infancia, que viene de la mano de uno de esos autores que coadyuvaron a definir el género y dejaron una impronta eterna en el recuerdo. Esta novela la tenía pendiente desde hacía mucho tiempo y, cuando finalmente me dispuse a acometerla, el resultado no solo estuvo a la altura de las expectativas sino que se ha colocado rápidamente entre mis lecturas favoritas del género.

La llegada de vida extraterrestre a la Tierra es un contexto narrativo que ya conocemos de sobra. El fin de la infancia arranca con la frustración del que estaba llamado a ser el primer lanzamiento espacial humano, debido la llegada de unos tipos alienígenas que denominados como los Superseñores. Pero, por extraño que parezca, estos Superseñores (cuyo aspecto, por cierto, permanece en el más estricto secreto) no han llegado para conquistar la Tierra y esclavizar a la humanidad, ni buscando algún escaso recurso que su raza necesita para sobrevivir. En este caso, los extraterrestres han llegado para dirigir a la humanidad hacia un futuro idílico por medio de la erradicación de las guerras, el hambre, el desastre climático y, en definitiva, de todos aquellos escenarios poco halagüeños para la civilización.

Bajo la inteligente mirada de C. Clarke, la novela expone desde el distanciamiento ético la eterna polaridad control-seguridad. Si bien los humanos no han perdido su libre albedrío individual (al menos, en su mayoría), no se elude el hecho de que la moneda de cambio del progreso global es la supresión de la voluntad expansiva de la raza, de la capacidad para soñar con horizontes imposibles. Así, la humanidad se torna en una suerte de roedor condenado de por vida a vagar por un laberinto recreativo cíclico y sin salida.

49df3bb65c553bca8be4ca129acd8bd5.jpg

Felicidad. Seguridad. Bienestar. Todo eso está muy bien, pero, ¿qué precio resulta aceptable, o acaso son lujos con los que se pueda mercadear libremente?

Lo cierto es que en El fin de la infancia no hay elección posible. La humanidad se ve guiada por la mano de los Superseñores sin que pueda hacer nada por evitarlo. La novela abarca un amplio período cronológico en el que conoceremos a diversos personajes cuyos papeles destacan por lo comedido y la insignificancia -en general- de sus actos. La misma predisposición de los personajes a la nimiedad marca el que, en opinión del que escribe, constituye el mensaje central de la novela: no somos nada. Su objetivo no es ser héroes, sino convertirse en las lentes a través las cuales observamos el desarrollo del plan de los Superseñores.

Una realidad fría e taimada a la que debemos enfrentarnos es que el antropocentrismo desesperado no ha muerto en el S. XXI. Hemos asumido que no formamos parte de ningún plan divino. Que el universo no gira alrededor de nuestros ombligos. Pero, en lo más hondo, sentimos que estamos llamados a hacer grandes cosas, a trascender, a conquistar las estrellas. C. Clarke nos envía un mensaje claro y conciso en una botella cósmica, y los Superseñores son los porteadores. Y cuando la botella se abre, la comprensión de la verdad elemental que esconde resulta devastadora.

cosmic-seascape-on-an-alien-planet-corey-ford.jpg

El fin de la infancia es una novela que no desaparece cuando pasas la última página, estimulante por los dilemas que plantea y lo extraño de la metatrama global erigida por el autor. Tiene que leerse, porque es un libro inteligente, perspicaz y despiadadamente directo. Una auténtica joya de las que hacen de la ciencia ficción un género grande, apto para abarcar todo tipo de preguntas e imaginar toda clase de respuestas.

rocket with letters.png

  • Plantea cuestiones que afectan a la misma base de la filosofía social contemporánea.
  • Derrotismo y resignación que calan hasta los huesos, pero que van de la mano de una omnipresente sensación de maravilla.
  • Ágil y de enganche fácil. Necesitas saberlo todo, y necesitas saberlo ya.

 

thumbsdown with letters.png

  • Tengo la impresión de que el último tercio de la novela puede resultar algo torpe y confuso en comparación a todo lo anterior. Por decir algo, vaya.

 

5-of-5

Ficha técnica:

Título original: Childhood’s End
Autor: Arthur C. Clarke
Primera publicación: 1953
Número de páginas: 238

Anuncios

2 comentarios en “Reseña: El fin de la infancia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s