Reseña: El muro de las tormentas

Esta segunda entrega de la saga de fantasía que rubrica el laureado Ken Liu es el perfecto ejemplo de que, a veces, menos es más. Ya hablamos hace tiempo sobre La gracia de los reyes, una novela que despuntaba por su ambición y la originalidad de su universo. El muro de las tormentas sigue la estela de su predecesora en una nota más exhaustiva y, a menudo, menos enfocada hacia lo que debería ser prioritario en una saga de estas características. Aviso: contiene algunos spoilers del primer libro.

1213190_orig

Volvemos a Dara, un imperio isleño fuertemente influenciado por la cultura tradicional China. Han pasado años desde los sucesos narrados en la Gracia de los reyes y Kuni, ahora el emperador Ragin, reina ahora en una nación donde no siempre resulta fácil mantener el equilibrio de poderes entre los antiguos reyes tiro y las nuevas esferas de influencia. La fragilidad del imperio construido por Kuni se palpa desde el comienzo, y sus gobernantes se ven obligados a hacer malabares con cuchillos para evitar que todo se derrumbe. La consecuencia de este punto de partida es el inevitable distanciamiento de la narrativa respecto al entrañable Kuni, un personaje a quien se le cogía mucho cariño en el primer libro. Ahora aparece como una figura difusa, siempre presente, sí, pero en cuya piel rara vez nos meterá el autor, como si intentase de algún simbolizar la ascensión del héroe por encima de los que ahora se han convertido en súbditos.

0423bcbb691784afa18e96c71dc2e682

De modo que los nuevos personajes saltan a la palestra, y es aquí donde el autor subsana una de las carencias del primer libro, en el que, salvo pocas excepciones, los personajes femeninos brillaban por su ausencia o su irrelevancia. Las mujeres ocupan un peldaño fundamental tanto en el desarrollo de la trama como en el desenvolvimiento de la filosofía política promovida por el emperador Ragin, de corte claramente vanguardista y que ya empezaba a dibujarse en La gracia de los reyes.

De nuevo bajo la batuta de un narrador distanciado, la novela acapara un arco temporal amplio de varios años, haciendo a veces acopio del tono propio de la novela histórica o el cuento mitológico. Las nuevas aportaciones al ya florido trasfondo de Dara no me han resultado especialmente rompedoras, limitándose a expandir los engranajes argumentales ya mostrados en el primer libro, con abundamiento en los planteamientos filosóficos, éticos y políticos inherentes a las diversas escuelas del pensamiento de Dara. También se profundiza en la insólita tecnología de las islas y, al igual que ocurre con las disertaciones antes referidas, son la causa de que el autor pierda a menudo la perspectiva de la historia. Veamos, no he venido aquí a leer un panfleto pseudo-filosófico o un profuso manual de tecnología ficticia. Que Ken Liu se muestre tan poco escrupuloso a la hora de romper el ritmo, desgajar la historia y tan decidido a aburrir al lector con cada minucioso detalle de worldbuilding que, más que ocupar un lugar central en la narrativa debería ondear como telón de fondo, ha hecho que el conjunto de la novela haya perdido muchos enteros a la hora de valorarla.

Sin título.png

El muro de las tormentas fracasa donde La gracia de los reyes brillaba, y brilla donde este fracasaba. El ritmo trepidante, hábilmente intercalado con amenos tramos de historia y mitología, se rompe por completo aquí. Así, el lector se ve arrojado a una sucesión de densos e interminables capítulos donde Liu se muestra poco considerado con el destinatario de la obra, y empieza a tragar lo que nunca debería haber salido del cuaderno de apuntes del autor. Y pronto se confirma lo que pronto se intuye: que ha perdido el control de la obra, que se ha sumergido hasta los hombros en un lodazal donde ni él mismo es capaz de hallar de nuevo el hilo conductor.

Me da rabia hablar de la novela en estos términos, porque la verdad es que me ha gustado; el estilo de Liu sigue siendo magnífico, prosaico y lírico, llano y a la vez lleno de metáforas y matices. El elenco de personajes es bueno y variado, así como la naturaleza de las distintas tramas que se intercalan y bailan entre la política, la guerra, el amor, la amistad y la épica característica del autor chino. El muro de las tormentas posee muchas virtudes, y es sin duda una de las mejores novelas fantásticas editadas en 2017. Pero, seamos francos, tiene flaquezas que podrían haberse evitado fácilmente y no voy a dejar de señalarlas. Cuando empecemos a mostrar en lugar de contar, a entender que el lector no es tu confesor ni tu resignado alumno, a elegir el camino difícil pero más satisfactorio de condensar, de narrar con habilidad y pericia, de dejar atisbar, insinuar, seducir… Entonces, estas novelas no solo saldrán a la calle con 250 páginas menos de paja, sino que, además, no me veré obligado a quitarle puntos por arrastrar complejos que no corresponden ni interesan a este género.

rocket with letters.png

  • Dara sigue enamorando con su sabor a la China tradicional.
  • La expansión del mundo y los cambios globales son interesantes, coherentes y sientan una base inmejorable para la próxima novela.
  • Personajes feneninos fuertes e independientes por doquier.
  • La mezcla entre lo terrenal y lo divino me ha vuelto a convencer.
  • ¡Una de las protagonistas es opositora! Como ex-opositor (ya aprobado, por suerte), no puedo estar más emocionado.

thumbsdown with letters.png

  • Ritmo lento e irregular.
  • La dosificación de la información es poco hábil, si no inexistente.
  • La exhaustividad en la exposición de la tecnología de Dara la convierte en algo tedioso en lugar del algo exótico e incomprensible que era en la primera novela.

 

7,5

 

Ficha técnica:

Título original: The Wall of Storms (The Dandelion Dynasty #2)
Autor: Ken Liu
Primera publicación: 2016
Número de páginas: 896

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s