Reseña: La gracia de los reyes (La Dinastía del Diente de León #1)

graciadelosreyes.jpgKen Liu es un nombre que está en boca de muchos de un tiempo a esta parte. Habiendo leído varios relatos suyos en inglés tenía ganas de ver cómo se desenvolvía dentro del formato novelesco. La sorpresa ha sido mayúscula. Y no solo eso: después de leer La gracia de los reyes tengo que reconocer que el Liu me gusta más como novelista que como relatista. Ya habrá tiempo para explicar por qué. Ahora toca hacer un viaje a la exótica Dara.

Ken Liu debuta en la novela con una historia de corte bélico en un escenario (las islas Dara) fuertemente inspirado en la China medieval. La elección de este marco conceptual aporta frescor y adquiere un encanto especial al venir acompañado de cierto desarrollo tecnológico (el tan cacareado silkpunk) basado en elementos y materiales naturales. Este trasfondo tecnológico aparece, no obstante, en un plano secundario, y no parece tener la entidad suficiente como para justificar la invención de nuevas etiquetas, que no se entienden fuera de la planificación publicitaria.

La trama de La gracia de los reyes es una trama de altos vuelos y largo recorrido. Es la historia de una rebelión, de una gran guerra y de muchas escaramuzas menores que se suceden en un lapso temporal dilatado. Existe un distanciamiento pronunciado en lo que respecta al narrador, que consigue transmitir de forma efectiva el sentimiento del relato histórico, de quien habla de grandes héroes y gestas del pasado. El flexible manejo del tiempo y la altura de la narración hace inevitable que aparezcan en tu cabeza grandes mapas de campaña, con ejércitos representados por colores o miniaturas en su imparable avance hacia el contrincante. Estos pasajes (que se centran por entero en lo bélico y Liu consigue que sean geniales), se intercalan con otros capítulos donde el narrador desciende hasta las cabezas de los distintos personajes y vivimos la historia desde una perspectiva más limitada, pero más humana.

large.jpg

También nos encontramos con grandes dosis de trasfondo, mitología, política, historia y cultura que el autor te lanza a la cara sin pudor ninguno. Y es algo que criticaría de no ser porque la construcción del universo de Ken Liu me parece maravillosa, exhaustiva e inteligente. Dara es exótica y a la vez conserva un regusto familiar; bella, pero también terrible y cruel; fantástica, mágica, evocadora y, sin embargo, dolorosamente real en ocasiones.

El juego de historias con el que Liu hace malabares nos pone en la piel de distintos personajes, a menudo transitorios, que se desplazan por el tablero como piezas movidas por dos fuerzas primordiales: los sentimientos y los dioses. Ah, cómo me gusta lo que ha hecho el autor con los dioses. De forma similar a lo que ocurre en el Mundodisco de Pratchett (por decir), los dioses de Dara existen y desempeñan un papel activo en el universo. A través de las manipulaciones, las profecías o sutiles intervenciones divinas, el panteón divino de Dara influye constantemente en el devenir de los mortales mientras observa con atención obstinada, como quien mira una entretenida carrera de caballos. La mitología aparece ligada a lo terrenal, y siempre resulta entretenido ver los tejemanejes que se traen entre manos estas deidades mientras los humanos bailan al son de su melodía.

1431802735_47234160.jpg

La novela tiene sus defectos, claro, como la ausencia de personajes femeninos interesantes, con alguna honrosa aunque esporádica excepción (lo que, espero, solventará El muro de las tormentas, que he empezado a devorar), o que algunos lectores poco curtidos podrían verse apabullados por la ingente cantidad de información que ofrece el libro en muy pocas páginas. Aunque no considero que sea realmente difícil entrar en el universo de Dara.

Resumiendo, que me lo he pasado bomba leyendo esta novela. Demonios, hacía mucho que no me divertía tanto con un libro. Algunos personajes realmente memorables, con los geniales Kuni y Mata llevando las riendas de la narrativa, un universo memorable y atractivo, una historia llena de giros, de gestas heroicas y movimientos militares imposibles, dioses y mortales luchando por sus ideales, sus sentimientos o por simple diversión… El camino de los reyes es una bomba y una de las mejores novelas que he leído este año. Ken Liu demuestra por qué se encuentra en lo más alto de este oficio de contar historias.

4-of-5

Ficha técnica:

Título original: The Grace of Kings (The Dandelion Dynasty #1)
Autor: Ken Liu
Primera publicación: 2015
Número de páginas: 648

Anuncios

7 comentarios sobre “Reseña: La gracia de los reyes (La Dinastía del Diente de León #1)”

    1. Pues dentro de poco cae reseña de El zoo de papel, un libro de relatos suyo. Tengo mis más y mis menos con sus relatos, pero siempre merece la pena leer a Liu. Como novelista me ha sorprendido y maravillado, aunque a algunos les ha resultado un poco pesado tanto trasfondo.

      Le gusta a 1 persona

  1. Buenas!
    Me alegra que te haya gustado , pero a mi la verdad es que no me llama mucho la atención por mis gustos literarios pero gracias por la reseña cielo
    🌺Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s