Reseña: Los años de peregrinación del chico sin color.

losac3b1osdeperegrinacic3b3ndelchicosincolor.jpgPocas personas pueden decir realmente que tienen o que han vivido una verdadera relación fuerte de amistad. Una amistad cuyo vínculo  es tan fuerte, que las que se encuentran dentro de él forman parte de un todo, cada uno con su propia individualidad pero, al mismo tiempo, encajando como piezas de un gran puzzle único y orgánico.

Quien haya tenido esta experiencia sabrá justamente a lo que me refiero. Conocer perfectamente a la otra persona y, al mismo tiempo, querer seguir conociéndola en profundidad. Ser capaz de estar en silencio durante horas mientras se suceden conversaciones tácitas. Es, quizás, lo más parecido al sentimiento del enamoramiento, dejando de lado la carga sexual  que ello implica. Es sentirse parte de una particular familia. Una familia a la que puedes elegir.

Imaginaos que un día, de la noche a la mañana, la otra persona decide romper ese vínculo. Sin explicaciones, sin motivos aparentes, sin dar tiempo a reaccionar. Esa situación caería sobre vosotros como una pesada losa, de la que difícilmente podréis salir.

Eso es lo que nuestro protagonista, Tsukuru Tazaki vivió en su adolescencia. Un verano, trabajando de voluntario en un campamento, conoció a cuatro chicos y chicas. De ahí surgió un vínculo muy fuerte, que se fue forjando sigiloso, día tras día, sin que ninguno de ellos fuera realmente consciente de ello hasta que no acabó el voluntariado.

32bfc3a9es

Tras él, se sucedieron meses y años en los que los cinco formaban un grupo único e inalterable. Juntos hacían todo, de tal modo, que si uno de ellos no podía hacer algo, los demás no lo hacían. Incluso había una regla tácita en la que se establecía la prohibición de hacer parejas dentro del grupo, ya que esto provocaría la ruptura del mismo.

Sin embargo, un día, de la noche a la mañana, rompieron con Tsukuru. Sin dar explicaciones, sin motivos aparentes, sin darle tiempo a reaccionar. Después de ello, pasarán los días en los que tendrá que aprender a vivir como pieza suelta, sin la red de seguridad  del puzzle. Unos días fríos en los que la idea del suicidio pasea con su mente con demasiada normalidad.

la-soledad

Al cabo de los años (quince, para ser mas exactos), en una cita con Sara, el tema sale a flote y se da cuenta de que aún es una herida mal cicatrizada que le impide realizar su vida diaria. Por ello, se dispone a investigar lo que sucedió en aquella época, con la intención de poder cerrar al fin, ese capítulo maldito de su vida.

Publicada en 2013, se vendieron más de un millón de copias tan sólo en Japón. Haruki Murakami nos presenta una obra más corta y algo más simple de lo que nos tiene acostumbrados. Sin embargo, tanto la temática como el ritmo de la historia te atrapan desde las primeras páginas, en las que se van desvelando las distintas incógnitas que rodean la vida de Tsukuru hasta el final. Se pueden apreciar rasgos comunes de la literatura de Haruki como el papel casi protagonista que la música representa en ella (incluso aparece en el título de la obra).

rocket with letters

  • Ritmo pausado, típico de Murakami, con el que puedes relajarte en la lectura.
  • Es bastante más corto de lo normal. Todo se sucede rápidamente.
  • Puedes empatizar fácilmente con el personaje y puede servir para reflexionar sobre nuestras relaciones personales.

 

thumbsdown with letters

  • Algunos cabos quedan sueltos. No apto para personas que necesitan que todas las historias tengan solución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s